211

el juego heurístico

Queremos que tus hijos tengan el mejor desarrollo, para volverse esas grandes personas que anhelamos. Hay muchos estilos y tipos de juego que pueden facilitar el aprendizaje y desarrollo. Hoy queremos hablarte del juego heurístico. 

 

Sigue pautas similares a las de las pedagogías activas, como el método Montessori, que se caracteriza por ofrecer un ambiente preparado: ordenado, estético, simple y real, donde cada elemento tiene una razón de ser. 

El método Montessori promueve la independencia del niño en la exploración y su proceso de aprendizaje. Fortalece su libertad y autodisciplina para que cada niño encuentre actividades que respondan a sus necesidades evolutivas. 

Este tipo de ambientes ofrece oportunidades para desarrollar el compromiso, en un trabajo interesante, elegido al gusto del pequeño, donde pasan prolongados periodos de concentración. 

Cómo funciona el juego heurístico

El enfoque está en la acción libre y espontánea de los niños, que incentiva su instinto explorador (que se manifiesta en los primeros dos años). Fue desarrollado por la maestra, pedagoga y psiquiatra social británica Elinor Goldschmied.

El juego heurístico brinda muchos beneficios a los pequeños; por ejemplo: 

  • Estructuración del pensamiento.
  • Mejora en la capacidad de concentración.
  • Desarrollo del pensamiento lógico-matemático.
  • Mejora de la psicomotricidad fina y gruesa.

 

Cuidado con el juego

Jenny Silvente, experta en aprendizaje activo y fundadora del proyecto Ver, pensar, sentir, define el juego heurístico como “un tipo de actividad sensorial y de exploración que se basa en la acción libre y espontánea de los niños y niñas”

Para este tipo de juegos, los pequeños utilizan elementos naturales: piedras, piñas, esponjas o incluso rulos, cadenas, anillas de cortina, pinzas de la ropa, trozos de manguera o tapones. Con ello, el niño puede explorar todas las opciones de combinación de los elementos de juego y recipientes

Entonces, el juego heurístico es una acción que corresponde a un momento evolutivo donde los pequeños juegan con las características de los objetos y los contrastes de acciones (llenar/vaciar, abrir/cerrar, tapar/destapar, agrupar/separar).

Durante esta metodología de aprendizaje, Silvente advierte que puede ser una de las etapas donde reina el caos: “Todo va al suelo, todo es vaciado de su recipiente; es cuando algunas familias piensan que su hijo no sabe jugar”. Pero, en realidad, ese es el juego que toca en este momento. Hay que aceptarlo como tal.

 

¿Cuál es la función del adulto?

Al contrario de como sucede en otros juegos, donde el adulto participa de forma activa en el juego, el adulto juega un papel de “provocador y observador” en el juego heurístico. En palabras de Silvente, es 'provocador' porque es quien prepara los materiales y el espacio para el niño, cuidando cada detalle para que sea estético y atractivo para los pequeños. Y ‘observador’ porque mantiene la distancia durante el juego, sin intervenir en la actividad”.  

 

Ahora que conoces más sobre ello, deja que tu hijo disfrute y goce de cada momento de exploración. Permite que desarrolle su imaginación y cree mudos fantásticos, llenos de diversión. 

 

Con apoyo de Web Consultas & Fundación Montessori



Artículos de interés que no te puedes perder